05.01.2018  |  Nacionales  |  ESTATALES

La gente copó las calles de Azul contra el cierre y despidos en Fanazul

Mientras el Gobierno de Mauricio Macri decidió echar a 220 personas que trabajaban en la Fabricaciones Militares de Azul, poniendo en vilo a toda la ciudad de Azul, ayer se movilizaron miles de personas que coparon las calles y la plaza central de la ciudad.

La histórica marcha tiene lugar en un pueblo de raigambre rural donde “Cambiemos” obtuvo un amplio triunfo electoral, pero el cierre de Fanazul parece haber despertado una indignación generalizada y la gente salió a demostrar que está al lado de las 220 familias, todo en medio de un escandaloso cerco mediático nacional.

Los fabriqueros continúan sin trabajar, las respuestas políticas huelgan y las probabilidades que emergen en los días por venir, no parecieran fortalecer sus ilusiones.

En esa penante coyuntura, los trabajadores de Fanazul volvieron a marchar por calles céntricas y una movilización histórica los respaldó. Al cabo de la misma, frente al Palacio Comunal, fue confirmado un acampe, durante el fin de semana, en el veredón municipal.

Por otro lado, en horas de la mañana comenzó a funcionar el comité de crisis.

Luego del anuncio oficial del interventor de Fabricaciones Militares, Luis Riva, sobre el cierre de la planta de la ciudad bonaerense de Azul, el Intendente de Cambiemos, Hernán Bertellys viajó a la ciudad de Buenos Aires para reunirse con las autoridades de la empresa y anunció una “mesa de diálogo ampliada” para la semana próxima donde deberán realizar un aporte técnico para ver alguna posibilidad de que Fanazul pueda continuar activa.

Tanto el miércoles como el jueves, miles de vecinos de Azul y otras localidades cercanas se movilizaron en apoyo a los empleados a los que a fines de 2017 no se les renovaron el contrato. Son 220 familias las que quedaron en la calle y como eran contratadas anualmente no recibirían indemnización.

El Jefe comunal contó que por estos días están buscando propuestas técnicas, inversión privada y generar un acompañamiento de la Provincia para llegar a la reunión de la semana que viene con consignas claras. “No ha sido una reunión fácil, nosotros queríamos llevarnos una respuesta contundente para la comunidad azuleña”, expresó Bertellys tras el encuentro y precisó que le solicitaron “tiempo” al Interventor de Fabricaciones Militares para encontrar nuevas soluciones.

Además agregó, “nos estamos llevando una pequeña luz de esperanza para una mesa de diálogo que va a continuar la semana que viene ampliada. Soy un poco optimista con respecto a lo que se pueda lograr para poder sostener a los trabajadores”.

En conferencia de prensa, Bertellys planteó que, “claramente se ha tomado la fábrica Fanazul como una hoja de Excel y no dan los números entonces por eso hay que hacer un achicamiento o un cierre total de la fábrica, nosotros nos oponemos a rajatabla a eso”, y consideró que, “la crisis económica que tiene la fábrica desde el punto de vista nuestro es reversible. Es reversible si trabajamos todos en conjunto: la ingeniería que tiene Fabricaciones Militares y que ponga muy buena voluntad hacia la comunidad azuleña con el arco político y la provincia colaborando”.


Fuente: diagonales.com

Comentarios

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

0 COMENTARIOS DE LOS LECTORES

TWEETS DE GREMIALES DEL SUR