03.01.2019  |  Internacionales  |  BRASIL – REFORMA JUBILATORIA

Baja del salario mínimo y reforma jubilatoria en Brasil

En su segundo día como presidente de Brasil, Jair Bolsonaro empezó a aplicar su controvertido plan de gobierno y una de sus primeras medidas sería la firma de un decreto para aplicar una reforma del sistema de pensiones. Ya firmó el decreto que recorta la suba del salario mínimo.

Según el diario Folha de S. Paulo, el nuevo ministro de Hacienda, el neoliberal Paulo Guedes, ya redactó un decreto ejecutivo para una reforma al sistema de pensiones que podría generar ahorros por hasta 50.000 millones de reales (12.900 millones de dólares) en la próxima década. Bolsonaro debería firmar el decreto en los próximos días.

La reforma al enorme sistema de pensiones de Brasil estará entre los principales desafíos de Bolsonaro, quien debe aún construir una base de apoyo en el Congreso. Para entrar en vigencia como una ley, los decretos necesitan ser aprobados por el poder legislativo. El Congreso comenzará a sesionar en febrero.

La reforma de jubilaciones y pensiones es uno de los grandes objetivos de la gestión de Bolsonaro para corregir los desequilibrios fiscales, ya que según los economistas consumen la mitad de los gastos obligatorios del gobierno de Brasil y crecen a un ritmo de 20 mil millones de reales por año. Los gastos obligatorios representan el 92% de los gastos totales.

La reforma del sistema de pensiones es una de las grandes exigencias del mercado al nuevo presidente. "La bomba de tiempo del sistema de pensiones es la reforma más urgente que el equipo de Bolsonaro debe asumir para detener el crecimiento del déficit de 33,500 millones de dólares", planteó Ricardo Lacerda, fundador y socio del banco de inversiones BR Partners.

Por otro lado, el ex militar también empezó a dejar su huella con la firma del primer decreto de su gestión que establece un recorte en el aumento del salario mínimo que se había calculado en los últimos días de la gestión de Michel Temer para 2019.

El decreto de Bolsonaro, firmado horas después de su investidura, fijó el salario mínimo en los 998 reales (unos 257,5 dólares) para 2019, lo que supone un aumento del 4,61 % con respecto al año pasado. Se trata de un aumento de 44 reales (11,3 dólares). No obstante, la cifra es inferior a los 1.006 reales (259,6 dólares) calculados por el Gobierno saliente y recogidos en los presupuestos de 2019.

El aumento del salario mínimo en Brasil se decide con una fórmula que considera la inflación, la tasa de crecimiento del año anterior y otras variables. La reducción entre el valor finalmente decretado por Bolsonaro y el reflejado en los presupuestos se debe a una disminución de las estimativas de inflación, de acuerdo a los nuevos funcionarios.


Fuente: lapoliticaonline.com

Comentarios

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

0 COMENTARIOS DE LOS LECTORES